Cómo denunciar acoso laboral

Tiempo estimado de lectura: 12 minutos

El acoso laboral, también conocido como mobbing, es un acto que suele ocurrirle a los trabajadores en su espacio de trabajo.

No importa si son hombres o mujeres, todos están propensos a sufrir acoso durante su jornada laboral.

La ley está en contra de este tipo de actos por lo que castiga a quien los comete y protege a la víctima para que pueda conseguir justicia.

Si estás siendo víctima de acoso en tu trabajo, aquí en Un Abogado Online te mostraremos todo lo que debes saber para denunciar acoso laboral.

Qué es el acoso laboral

Consiste en el hostigamiento de forma intencional y reiterada hacia una persona mientras se encuentra en su trabajo, este puede ser causado por uno o varios compañeros de trabajo, por sus superiores o viceversa.

El acoso laboral se trata de violencia psicológica que afecta a la persona de gran forma a las persona que es víctima de este, como puede ser el daño a su integridad moral, dignidad o incluso físicamente.

Esto último se debe a que muchas conductas psicológicas pueden se pueden manifestar en la vida de una persona como una enfermedad, ya sea estrés, ansiedad, inseguridad, entre otras.

Todas estas afectan la vida del ser humano y por supuesto influye su rendimiento en su ambiente laboral, por ello vienen normadas en el artículo 173 del Código Penal.

1. El que infligiera a otra persona un trato degradante, menoscabando gravemente su integridad moral, será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años.

Con la misma pena serán castigados los que, en el ámbito de cualquier relación laboral o funcionarial y prevaliéndose de su relación de superioridad, realicen contra otro de forma reiterada actos hostiles o humillantes que, sin llegar a constituir trato degradante, supongan grave acoso contra la víctima.

Se impondrá también la misma pena al que de forma reiterada lleve a cabo actos hostiles o humillantes que, sin llegar a constituir trato degradante, tengan por objeto impedir el legítimo disfrute de la vivienda.

ART. 173.1 CP

Tipos de acoso laboral o mobbing

A la hora de denunciar acoso laboral se pueden distinguir dos grupos diferentes dependiendo de la posición jerárquica de los implicados:

  • Acoso provocado por compañeros de trabajo del mismo nivel que la persona acosada, también se le conoce como acoso horizontal y los motivos para que ocurra pueden ser: envidia, enemistad o discriminación de todo tipo. 
  • Acoso vertical que es causado por personas de mayor o menor rango dentro de la empresa, normalmente un supervisor, directivo o gerente, cuando alguien de jerarquía dentro de la empresa recurre a este tipo de comportamiento es porque quiere conseguir algo de la víctima, por ejemplo que deje su trabajo por voluntad propia. Puede ser ascendente o descendente:
    • Mobbing ascendente: El empleado es acosado por una o varias personas con una jerarquía inferior dentro de la estructura de la empresa.
    • Mobbing descendente: También es conocido como bossing. En este caso es el empleado de inferior nivel jerárquico el atacado por uno o varios de sus superiores.

Otro caso que puede darse en el área laboral es cuando los superiores y los compañeros de trabajo acosan a una persona, pero suele ser menos frecuente que los dos primeros.

Según el objetivo que se pretende conseguir con el acoso, también podemos distinguir distintos tipos:

  • Mobbing estratégico: Se trata por un acoso laboral vertical (en este caso descendente) para que el trabajador finalice su contrato de trabajo debido al acoso o mobbing de uno o varios de sus superiores. Así, la empresa se ahorra el pago de la indemnización por despido improcedente.
  • Mobbing de gestión: Es llevado a cabo por la junta directiva de la organización, pretendiendo distintos objetivos como maximizar la productividad de los empleados de una empresa gracias al miedo infundido por amenazas de despido continuas, favorecer situaciones de esclavismo laboral o, como hemos visto anteriormente, para provocar la baja laboral voluntaria de un trabajador que se pretende despedir.
  • Mobbing perverso: El objetivo no es una relación laboral, sino que está más enfocado en las capacidades personales. En este caso el acosador, gracias a una personalidad manipulativa, se consigue la confianza del resto de empleados mientras perjudica a uno.
  • Mobbing disciplinario: Es similar a un "castigo" para hacer entender a la persona acosada que debe acatar las normas. Se infunde miedo tanto a la víctima como a los compañeros, ya que a ellos les podría pasar lo mismo.
denunciar acoso laboral
  • Facebook
  • Twitter
  • Gmail
  • LinkedIn

Fases del acoso laboral

Un caso en el que el objetivo es denunciar acoso laboral se puede dividir en diferentes fases o etapas dentro de un entorno laboral.

  • Conflicto, para que exista el acoso no necesariamente se requiere de un conflicto, ya que solo basta con que una persona del ámbito laboral quiera hacerle daño a otra porque le ha caído mal, le discrimina por su físico, nacionalidad, comportamiento o cualquier otro motivo. Claro, en ocasiones se puede dar un conflicto y a raíz de este que comience el acoso.
  • El acoso, esta es la fase en la que una persona es víctima de otra por medio de comportamientos que afectan su moral y su psique, lo cual repercute en el rendimiento de su trabajo, salud física y emocional.
  • Intervención de la empresa, cuando existe un caso de acoso se habla con el departamento encargado de llevar estos casos en la empresa, con el fin de buscar una solución al problema, ya sea despidiendo al acosador, cambiandolo de turno o cambiandolo de puesto.
  • Despido, cuando la fase anterior no da solución a la víctima del acoso, puede generar que la persona baje su rendimiento en el trabajo debido al estrés causado por su situación y esto puede ser motivo por el que lo despidan de forma justificada.

Para evitar este último suceso es importante que si la empresa no ofrece soluciones al acoso entonces debe de llevar el caso a la vía judicial y denunciar acoso laboral para conseguir justicia por los actos cometidos en su contra.  

Requisitos para que exista mobbing o acoso laboral

Para poder considerarse un caso de acoso se deben de tener varios puntos en cuenta, como:

  • Prolongado y sistemático, esto quiere decir que el acoso debe ser reiterado a lo largo del tiempo y ser dirigido a una persona con una finalidad. No se puede llamar acoso a algo que solo sucedió en una oportunidad y no se volvió a repetir.
  • Existe intencionalidad deliberada en el acoso.
  • Hostilidad por parte del acosador, cuando este utiliza un lenguaje que puede dañar de alguna forma la integridad moral de la persona, ya sea por medio de gritos, degradaciones con respecto a su cargo o ridiculizaciones.
  • Dañan psicológicamente a la persona, existiendo menoscabo personal y finalidad vejatoria. No es necesario que dañe a una persona, simplemente con la intención de causar un daño a la integridad de un trabajador puede ser conveniente denunciar acoso laboral.

Sin embargo, algo importante que se debe de tener en cuenta es que...

Las pruebas son fundamentales para denunciar acoso laboral

Para denunciar un caso de acoso laboral es fundamental tener las pruebas necesarias que acrediten esa acusación.

Por lo que antes de ir a denunciar acoso laboral se recomienda recopilar evidencia que indique que usted ha sufrido de acoso por parte de algún compañero de trabajo o supervisor.

Las pruebas pueden ser:

  • Mensajes de todo tipo, por correo electrónico, cartas, escritos, mensajería instantánea o cualquier otro que apunte a que estaba siendo víctima de acoso.
  • Conversaciones, si su acosador entabla una conversación y usted participa en la conversación entonces puede grabar para tener registro del acoso sin pedir la autorización de la otra persona.
  • Las llamadas hechas por el acosador también cuentan como pruebas así que asegúrese de grabar la conversación telefónica si quiere denunciar.
  • Los compañeros de trabajo, clientes o cualquier persona que haya visto los hechos puede servir como testigos que validen que usted ha estado sufriendo de acoso
  • Informes médicos,
  • Videos o fotografías, si hay cámaras de seguridad en la empresa que hayan captado los momentos en los que ha sufrido de acoso puede utilizarlos como pruebas al momento de formalizar una denuncia por la vía judicial.
  • Informe médico o psicológico, esta es una prueba importante para demostrar los daños que ha causado el acoso, esto permitirá que la persona pueda demandar y poder exigir indemnización por daños y perjuicios.

Lo que debes hacer si sufres acoso laboral

En caso de que sufras de acoso laboral y te hayas encargado de recopilar las pruebas que puedan servirte para denunciar los hechos, entonces puedes tomar dos caminos.

Denunciar acoso laboral por la vía extrajudicial

En primera instancia se procede a denunciar acoso laboral por la vía extrajudicial que implica llevar el caso con el departamento encargado de la empresa.

  • Comité de salud y seguridad, cuando el acoso es de tipo horizontal o es provocado por una persona del mismo rango, lo más recomendable es informar al sindicado de los trabajadores para que intervengan por ti y busquen una solución al problema.
  • Denunciar ante los directos de la empresa, este caso es favorable cuando la los directivos no están implicados en el acoso, de estos estar implicados harán su vista a otro lado, seguro intentarán despedirte o amenazar. 
  • Llevar el caso ante un inspector de trabajo, en este punto se deben de llevar las pruebas del acoso y de esta forma, el inspector se encargará de reunirse con los directivos de la empresa y obligar a detener el acoso, además sancionarlos por haber permitido el acoso y no haber tomado medidas pertinentes a tiempo.

Denunciar acoso laboral por la vía judicial

Existen diferentes procedimientos legales que se pueden aplicar para denunciar un caso de acoso laboral y exigir vuestros derechos como trabajador de una empresa o entidad pública.

Tutela de Derechos Fundamentales

Se lleva a cabo para hacer constar ante la ley que ha sido víctima de acoso por parte de una o un grupo de personas y tiene como finalidad de que el acosador detenga su actuar.

Procedimiento para extinguir la relación laboral

En caso de que el acoso venga por parte de la empresa y usted no quiera ser despedido por no rendir al 100% durante sus horas de trabajo debido al estrés, cansancio y ansiedad provocada por el acoso, entonces puede demandar a la empresa para exigir la extinción de su contrato y además pedir la mejor indemnización posible.

Procedimiento reclamación daños y perjuicios

Consiste en exigir los pagos por todos los daños y perjuicios causados por el acoso, para ello es necesario que se hagan las cuentas de las pérdidas monetarias que le haya causado, por ejemplo, los gastos de psicólogo.

Reclamar todos los derechos.

Este procedimiento suele ser más largo, pero tiene como finalidad demandar todos los derechos del trabajador y hacer que la empresa despida al empleado.

Luego el empleado hace otra demanda para conseguir impugnar el despido y dar los motivos que llevaron a la empresa a despedirlo, el acoso y lo anteriormente demandado.

Para ello se deben de tener pruebas suficientes que argumenten el acoso que ha recibido para denunciar acoso laboral.

También se puede exigir la ausencia laboral recibiendo su paga hasta que se de una resolución al conflicto.

Denuncia penal contra la empresa

En caso de que la empresa no haya hecho lo necesario para eliminar o disminuir el acoso, ya sea porque uno de los directivos se vio implicado en el acoso o porque no le convenía, se puede demandar.

Demanda penal contra el acosador

En caso de que el acosador cometa amenazas o cualquier tipo de agresión física o psicológica puede demandar, ya que constituye un delito además del propio acoso.

Procedimiento Contencioso-Administrativo

El procedimiento contencioso sólo está disponible cuando se trata de funcionarios públicos, ya que tienen su propio procedimiento para actuar en contra del acoso laboral.

Este tiene como fin, conseguir acabar con el acoso ya sea removiendo de sus funciones al acosador, cambiando de puesto o turno.

La víctima también puede pedir una indemnización por daños y perjuicios dependiendo de la situación y los daños que se le hayan causado debido al acoso.

¿Quién se ocupa de los gastos por acoso laboral?

En caso de que lleves el caso por la vía judicial deberás de contratar a un abogado para que te represente y en caso de ir a juicio contra la empresa se hará largo el proceso, por lo que debes de hacerte cargo de los honorarios de tu representante legal.

¿Puedo pedir la baja por acoso laboral?

Sí, se puede pedir una baja por acoso laboral, claro, dependerá del caso, de las condiciones psicológicas y físicas en las que se encuentre.
Se debe probar por medio de un informe médico o psicológico para solicitar una contingencia profesional.

Indemnización por acoso laboral

Tal y como comentábamos unos párrafos antes, si debido al acoso usted es despedido o por demandar sus derechos, entonces el despido no es procedente, por lo que puede demandar nuevamente y conseguir una indemnización y cobrar una prestación por desempleo.

¿Cuánto tarda en llegar una denuncia por acoso laboral?

En general, el plazo es de 2-3 meses, y en raras ocasiones supera los 6 meses el tiempo de notificación. Es necesario tener en cuenta el plazo de admisión a trámite del juzgado, así como después la localización del demandado, por lo que resulta bastante impredecible.

Últimos artículos
¿Necesitas ayuda legal con Cómo denunciar acoso laboral?
Habla con abogados Online y encuentra tu solución en minutos
Hablar con un abogado
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Artículos relacionados:
Volver arriba
logouaomini
En Un Abogado Online tratamos de ofrecerte la mejor información para que conozcas tu situación dentro del ámbito legal, saber qué puedes o no hacer, y en base a ello poder escoger al abogado especialista más indicado conforme a tus necesidades. 
heartmagnifiercross

Pin It on Pinterest

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram