Competencia Desleal

En este artículo hablaremos sobre la competencia desleal, también llamada competencia ilícita, un comportamiento dentro del derecho mercantil que puede ser provocado por distintas maneras. Esta práctica distorsiona el principio del libre mercado de la economía, obteniendo una ventaja a la hora de competir. La Ley que regula esta conducta es la Ley 3/1991, de 10 de enero, de Competencia Desleal.

¿Qué es la Competencia Desleal?

Se trata de todo aquel comportamiento contrario a la buena fe dentro del plano comercial, con fines lucrativos y afectando negativamente a la libertad de elección y decisión del comprador. Supone un beneficio al infractor, perjudicando a los demás participantes del marco económico.

Es necesario que se cumplan dos condiciones para que exista:

  • El acto debe realizarse en el mercado, con trascendencia externa.
  • El acto debe tener fines concurrenciales, y éstos se presumirán cuando el acto resulte idóneo objetivamente para promover la difusión de las prestaciones ofrecidas en el mercado por el infractor.

No existen más condiciones, los sujetos no tienen por qué ser competidores entre ellos, ni siquiera que ambos (causante y perjudicado) sean empresarios o Sociedad.

Actos de Competencia Desleal

Según la legislación española actual, nos encontramos con distintas prácticas que pueden suponer competencia ilícita:

Engaños

Se transmite información que no es cierta, o que fácilmente sea interpretada erróneamente, engañando al consumidor sobre las características, la naturaleza o el precio de la prestación. También se incluye la asistencia postventa, los compromisos contractuales y los derechos del consumidor.

Confusión

Busca crear confusión en el consumidor, por lo general, sobre la prestación, el establecimiento o la entidad que la realiza.

Omisión

Se oculta información valiosa para el consumidor, o se le entrega información poco interpretable.

Prácticas Agresivas

Reducen el derecho de libertad de elección que los consumidores poseen, a través de coacciones, acosos, influencias e incluso uso de la fuerza física. Se basa en colocar al cliente en una posición en la que ya no puede negarse a contratar.

Denigración e imitación de la competencia

Se busca menoscabar la credibilidad o reputación de otro producto u otra empresa con información que no es 100% real o está sujeta a interpretación. Si se utiliza información 100% exacta, no afectará a la libre competencia, aunque se mencione y especifique sobre otra marca o producto. El problema es que no sea completamente exacta, veraz y pertinente.
No se podrá comparar o realizar conductas comparativas que no tengan una finalidad idéntica en las prestaciones comparadas, ni tampoco poco objetivas.

Actos de Imitación

Si existen derechos de exclusiva, o directamente estás copiando las prestaciones y estrategias de tus competidores, estarás cometiendo una infracción. Se prohíbe boicotear la consolidación de un competidor en el mercado, y en todo caso la intención de generar asociaciones entre una marca y su competidor.

Aprovecharse de la reputación ajena

Genera confusión en el cliente, y un aprovechamiento por parte de un tercero de los esfuerzos de la empresa.

Violación de secretos e información sensible

Si no se cuenta con autorización para su explotación, no se puede aprovechar los secretos industriales o comerciales de un tercero. En relación a esto, también queda prohibido el espionaje industrial.

Inducir a incumplir contratos

La intención es que los colaboradores de la competencia dejen de trabajar con ella, rompiendo sus relaciones comerciales o buscando que incumplan sus obligaciones para con la empresa.

Cómo combatir la competencia desleal

Si buscas cómo tomar acciones legales contra este hecho (cómo denunciar la competencia desleal), la Ley de Competencia Desleal establece las siguientes acciones:

  • Acción declarativa: Es utilizada para que una práctica sea declarada como desleal. Es la base por donde hay que comenzar el proceso.
  • Acción de cesación: Una vez reconocida la competencia desleal, hay que proceder a interrumpir que se siga realizando esta práctica. Esta acción es para ello.
  • Acción de remoción: Hay que utilizarla para intentar revertir los efectos generados por la competencia ilícita.
  • Acción de rectificación: A través de ella, exigiremos que todas las informaciones incorrectas o falsas sean rectificadas.
  • Resarcimiento de daños: Intentaremos conseguir una indemnización por los daños que esta práctica ilícita ha ocasionado.
  • Acción de enriquecimiento injusto: Reclamaremos el dinero que el infractor ha ingresado a nuestra costa (cuando se vulneren derechos como el de exclusiva)

Como siempre, recomendamos la consulta a un abogado para que te ayude y asesore durante todo este proceso.

Ver más artículos de , tal y como éste.
Ver más artículos de , al igual que éste.
¿Te ha sido de utilidad?

Deja un comentario

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Twittear
Share on pinterest
Pin
Share on whatsapp
WhatsApp
¿Necesitas ayuda profesional?

Contacta con un Abogado Online ahora mismo (desde 5€) y resuelve tus consultas legales con profesionales verificados

¿No encuentras tu solución gratuita?

Contacta con nosotros a través del formulario del contacto o en nuestras Redes Sociales. ¡Haremos el artículo que necesitas!

¡Síguenos en Redes Sociales!

¿Ya nos despedimos?

¡Podemos seguir en contacto en nuestras redes sociales!