Ley de Segunda Oportunidad

Tiempo estimado de lectura: 7 minutos

Las personas, autónomos o empresas no siempre estarán a la alza, y habrá ocasiones en las que por cuestiones que nadie puede controlar quiebran o dejan de ganar el dinero necesario para pagar sus deudas, lo que puede traer una serie de conflictos legales a los deudores.

Por ello fue creada la Ley de Segunda Oportunidad o LSO, que tiene como fin renegociar la deuda o eliminarla en caso de que no pueda ser pagada.

Para acogerse a la LSO se deben de cumplir con algunos requisitos, si quieres saber cuales son estos requisitos, cómo funciona y cuanto tarda el proceso, entonces continúa leyendo.

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad?

Se trata de una ley que ofrece a los ciudadanos la posibilidad de acordar una mejor forma de pago de su deuda, reducciones a los intereses a pagar o cancelar por completo la deuda.

Esta ley no sólo apoya a los deudores, también tiene como principal objetivo llegar a acuerdos de pagos para que los acreedores puedan recuperar la mayor parte del dinero invertido.

Con el mecanismo de segunda oportunidad se consigue dar un nuevo inicio a personas y empresas que por motivos que escapan de sus manos tienen deudas imposibles de pagar. Por lo que esta ley permite a las personas la posibilidad de terminar con sus deudas y poder trabajar o emprender de forma legal, lo cual es un ganar tanto para los acreedores, el estado y por supuesto, el deudor.

El Real Decreto-ley 25/2015 explica en su Exposición de Motivos cuáles son las soluciones que brinda la LSO.

‘‘Su objetivo no es otro que permitir lo que tan expresivamente describe su denominación: el que una persona física, a pesar de un fracaso económico empresarial o personal, tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida e incluso de arriesgarse a nuevas iniciativas, sin tener que arrastrar indefinidamente una losa de deuda que nunca podrá satisfacer.

Cuando no existen mecanismos de segunda oportunidad se producen desincentivos claros a acometer nuevas actividades e incluso a permanecer en el circuito regular de la economía.

Los mecanismos de segunda oportunidad son desincentivadores de la economía sumergida y favorecedores de una cultura empresarial que siempre redundará en beneficio del empleo.

Muchas situaciones de insolvencia son debidas a factores que escapan del control del deudor de buena fe, planteándose entonces el fundamento ético de que el ordenamiento jurídico no ofrezca salidas razonables a este tipo de deudores que, por una alteración totalmente sobrevenida e imprevista de sus circunstancias, no pueden cumplir los compromisos contraídos.’’ 

¿Cómo funciona la Ley de Segunda Oportunidad?

Muchas personas no tienen del todo claro cómo es que funciona el mecanismo de segunda oportunidad, algunos creen que con ampararse en la ley ya deja de deber dinero mágicamente.

Por ello, aquí en Un Abogado Online te explicamos cómo es que en realidad funciona la LSO.

Para acogerse a esta ley se presenta un concurso en vía judicial, en este caso se debe vender o liquidar todo o parte de tus bienes, para así saldar tu deuda o parte de ella.

En caso de que tu patrimonio no sea capaz de saldar por completo la deuda, entonces tendrás la opción gracias a la LSO de eliminar la deuda que no se pudo pagar  con la venta de los bienes.

Pero de llegar al punto en el que se debe de vender tu patrimonio, se puede acordar vía extrajudicial un acuerdo de pago en el que se baja un porcentaje de la deuda para que el acreedor pueda recibir sus pagos mensuales de acorde a la capacidad económica del deudor.

Lo común es reducir un 40% o 50% de la deuda y acordar un periodo de tiempo máximo de 10 años para pagarla.

No siempre se tiene un acreedor cuando las deudas son muy grandes, por lo que los acuerdos se hacen con todos los acreedores y se ejecuta cuando la mayoría acepta el acuerdo, ejemplo si tienes cuatro acreedores y uno de ellos no acepta, de igual forma procede al tener una respuesta positiva por parte de la mayoría.

¿Requisitos para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

Ya anticipábamos que para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad se deben de cumplir con ciertos requisitos que toda persona puede cumplir en caso de que haya obrado conforme a la ley.

  • Que la persona haya sido declarada insolvente, sin ocultar ningún tipo de información relacionada con sus ganancias. Se conoce como insolvente a toda persona que no tiene la capacidad para hacer pago de una deuda luego de descontar gastos como vivienda, comida, servicios básicos.
  • No haber cometido delitos referentes a los siguientes: patrimonio, falsificación de documentos, Hacienda Pública, Seguridad Social y derechos de los trabajadores en un periodo de tiempo no mayor a 10 años.
  • No tener una deuda mayor a cinco millones de Euros.
  • Haber intentado un acuerdo extrajudicial con los acreedores de la deuda.
  • No haber rechazado una oferta de empleo que se adapte a las capacidades del deudor en los últimos cuatro años anteriores a la solicitud.
  • Que no haya hecho solicitudes previas de exoneración de deudas en los últimos 10 años.

¿Quiénes pueden beneficiarse de la Ley de Segunda Oportunidad?

Inicialmente la ley de segunda oportunidad fue creada para aquellos autónomos que por diversos motivos ajenos a ellos tenían deudas que no podían pagar.

Sin embargo, desde el 2015 la LSO protege a todas las personas físicas que se encuentren en condición de deudores, que no puedan hacerse cargo de dichas deudas y que además actúen de buena fé, es decir que no tengan antecedentes o cualquier tema relacionado a impagos.

Las empresas pueden valerse del concurso de acreedores para pagar sus deudas, ya que es más conveniente para ese tipo de situaciones.

¿Cuánto tarda el procedimiento de la LSO?

El tiempo que tarda todo el proceso de aplicación de la Ley de Segunda Oportunidad dependerá de varios factores, por lo que puede ir desde 6 meses o menos a más de un año.

El proceso para acogerse a esta ley consta de dos fases

  • La primera, conocida como la vía extrajudicial, donde se negocia con todos los acreedores, los porcentajes, los plazos de pago y cuanto pagará el deudor, todo este proceso de reuniones suele tardar como mínimo seis meses.
  • Y la segunda que es la vía judicial, donde se debe evaluar el caso, su complejidad, liquidar propiedades, un proceso tardado que puede tardar 6 meses o más.

A pesar de que puede parecer tardado, desde que se inicia cualquiera de las dos fases el deudor está protegido por la ley, por lo que no será embargado ni se le cobrará mientras se ejecuta su caso.

¿Qué deudas pueden acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

La mayoría de las deudas pueden cancelarse o renegociar el pago con ayuda de la Ley de Segunda Oportunidad.

Sin importar que sean deudas a particulares, empresas, tarjetas de crédito o financiaciones.

Antes no era posible negociar a través de la Ley de Segunda Oportunidad las deudas contraídas con la Administración Pública y Hacienda. Clave es la Sentencia del Tribunal Supremo (Sala de lo Civil) STS 2253/2019 en julio del año 2019, en cuyo fallo se determinó que estas deudas deberían ser objeto de la exoneración del pasivo satisfecho. Esto hace que la Administración ya no posea ningún privilegio frente a otros acreedores, y que sea el juez quien decida sobre el caso, por lo que en la actualidad es posible exonerar prácticamente cualquier deuda a la LSO.

En caso de no poder cubrir del todo la deuda en ese tiempo, se procederá a eliminar la deuda restante.

Esta ley permite que muchas personas puedan tener nuevamente la posibilidad de ganar dinero de forma legal, a los acreedores poder recuperar su dinero o al menos parte de esto y a los deudores a no tener una deuda que cargar toda su vida.

Últimos artículos
¿Necesitas ayuda legal con Ley de Segunda Oportunidad?
Habla con abogados Online y encuentra tu solución en minutos
Hablar con un abogado
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Artículos relacionados:
Volver arriba
logouaomini
En Un Abogado Online tratamos de ofrecerte la mejor información para que conozcas tu situación dentro del ámbito legal, saber qué puedes o no hacer, y en base a ello poder escoger al abogado especialista más indicado conforme a tus necesidades. 
heartmagnifiercross

Pin It on Pinterest

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram