Lucro cesante

Tiempo estimado de lectura: 7 minutos

El lucro cesante se trata de la afectación por la pérdida de un bien patrimonial que provoca la pérdida de ganancias presentes o futuras, con esta se exige al demandado una indemnización presente o futura con respecto a la cantidad de ingresos que ha dejado de percibir.

Si quieres conocer más acerca de qué es el lucro cesante, en este artículo de Un Abogado Online te mostraremos:

Cómo se diferencia del daño emergente, qué se debe cumplir para poder demandar, artículos de la ley referentes al lucro cesante o los tipos de indemnizaciones, entonces continúa leyendo.

Qué es el lucro cesante

El Artículo 1106 del Código Civil español establece que:

‘‘La indemnización de daños y perjuicios comprende, no sólo el valor de la pérdida que hayan sufrido, sino también el de la ganancia que haya dejado de obtener el acreedor, salvas las disposiciones contenidas en los artículos siguientes.’’

Entonces cuando nos referimos al lucro cesante, hablamos del beneficio económico que se deja de percibir al sufrir algún daño o perjuicio.

No se puede iniciar una reclamación de lucro cesante de la nada, para ello se requieren de pruebas que indiquen una cantidad aproximada de ingresos que generaba en un periodo de tiempo o con una cantidad de productos determinado, hablamos de libros contables, facturas o pruebas de pago. 

Qué es daño emergente

Por otro lado, tenemos el concepto de daño emergente que se refiere a todas las pérdidas económicas generadas a una persona, las cuales son comprobables y verificables y se basan en el valor o coste del producto que haya sido dañado o al coste de los medicamentos, tratamiento y hospitalización en caso de tratarse de un accidente.

El daño emergente puede ser reclamado en el acto o después todo el proceso de reparación de los daños a través de facturas.

Diferencia entre lucro cesante y daño emergente

A pesar de que ambos conceptos involucran el resarcimiento monetario por un daño o perjuicio ocasionado, se debe distinguir el momento o qué tipo de daños se están pagando.

En este caso la diferencia entre el lucro cesante y el daño emergente es que el primero se refiere a las ganancias que dejará de percibir mientras que el daño emergente se refiere a los gastos provocados.

Tipos de lucro cesante

Podemos clasificar al lucro cesante en dos grupos diferentes:

  • El lucro cesante actual, que consiste en las pérdidas que dejará de percibir una persona o empresa antes de que se lleve a cabo el juicio, digamos por la pérdida de una mercancía o por el tiempo que pase en recuperación luego de ser víctima de un atropello que ha atentado contra su vida y no le permitió generar ingresos durante ese periodo.
  • Por otro lado, tenemos al lucro cesante futuro que consiste en el pago por la pérdida de beneficios económicos que dejará de percibir luego de sufrir un accidente y no tener condiciones para poder desempeñar la labor a la que se dedicaba.

Ejemplos de lucro cesante y daño emergente

En este caso planteamos un par de ejemplos que incluyen el lucro cesante y daño emergente.

Ejemplo 1

Una persona se dedica a la construcción y mientras va al trabajo sufre un accidente, donde una moto le ha atropellado y roto un brazo y un par de costillas.

Aquí la persona causante del daño se debe hacer cargo de la víctima, por lo que debe de pagar los gastos de hospital, operación, medicamento y tratamiento, además si la persona llevaba herramientas o cualquier otro, también debe ser pagado, este sería el daño emergente.

Pero eso no es todo, en la operación de su brazo, se dio a conocer que no quedó del todo funcional, por lo que no podrá ejercer su labor como constructor, por ello debe de dar una indemnización de por vida a la persona afectada, a esta indemnización se le conoce como lucro cesante,  ya que no podrá producir dinero debido a ese accidente.

Ejemplo 2

El dueño de una zapatería va a buscar mercancía en su furgoneta hasta el puerto, de regreso es chocado por un vehículo, parte de la mercancía es dañada, la furgoneta también y el conductor no sufrió daños.

A pesar de que el conductor salió ileso del accidente, la furgoneta ni su mercancía corrieron con la misma suerte.

Por lo que puede reclamar tanto el pago por los daños causados sobre su bien (el daño emergente) y el dinero que dejará de ganar por la pérdida de la mercancía (lucro cesante).

Y claro, cuando se quiere reclamar el lucro cesante en un caso como este, se debe de tener en cuenta que el valor no se trata del costo de la mercancía, sino del precio de venta final de los zapatos, ya que durante el tiempo que se repone la mercancía, la tienda perderá ventas.

Indemnización por lucro cesante en accidentes de tráfico

Una indemnización es el dinero, que se da para asumir los gastos económicos de un daño hecho a una persona o afectados de forma indirecta.

La Ley tiene tiene prevista varios escenarios posibles en casos de que una persona quiera reclamar, entre ellos:

El Artículo 80 de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, establece que:

‘‘En los supuestos de muerte el lucro cesante consiste en las pérdidas netas que sufren aquellos que dependían económicamente de los ingresos de la víctima y que por ello tienen la condición de perjudicados.’’

El Artículo 81 de la ley citada anteriormente indica lo siguiente para el cálculo de la indemnización:

‘‘1. Para calcular el lucro cesante de cada perjudicado se multiplican los ingresos netos de la víctima como multiplicando, por el coeficiente actuarial que, como multiplicador, corresponda a cada perjudicado según las reglas que se establecen en los artículos siguientes.

2. Cuando el ingreso neto de la víctima se encuentre entre dos niveles de ingreso neto de la tabla 1.C se asigna el lucro cesante correspondiente al límite superior.’’

En caso de que la persona haya sufrido daños que le afectan de forma permanente, entonces debe regirse por el artículo Artículo 126 de la LRCSCVM, que dice lo siguiente:

‘‘En los supuestos de secuelas el lucro cesante consiste en la pérdida de capacidad de ganancia por trabajo personal y, en particular, en el perjuicio que sufre el lesionado por la pérdida o disminución neta de ingresos provenientes de su trabajo.’’

Y cuando son lesiones temporales, se deben de regir por  el Artículo 143.1 que establece lo siguiente:

‘‘1. En los supuestos de lesiones temporales el lucro cesante consiste en la pérdida o disminución temporal de ingresos netos provenientes del trabajo personal del lesionado o, en caso de su dedicación exclusiva a las tareas del hogar, en una estimación del valor de dicha dedicación cuando no pueda desempeñarlas. La indemnización por pérdida o disminución de dedicación a las tareas del hogar es incompatible con el resarcimiento de los gastos generados por la sustitución de tales tareas.’’

¿Qué requisitos se deben cumplir para demandar por lucro cesante?

Una reclamación de lucro cesante no puede hacerse sin pruebas que de efectivamente requiere de esta, por ello aquí te mostraremos cuales son esos requisitos que se deben de tener en cuenta para hacer esta reclamación:

  • Probar que el daño causado ha afectado sus ingresos, esto se puede hacer a través de auditorías hechas a los libros contables del negocio afectado.
  • La persona que solicita la indemnización debe hacerlo en base a un daño o perjuicio imputado por la ley.
  • Debe ser probada la relación que existe entre el daño causado y la ganancia que se dejará de percibir.
Últimos artículos
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Artículos relacionados:
Volver arriba
logouaomini
En Un Abogado Online tratamos de ofrecerte la mejor información para que conozcas tu situación dentro del ámbito legal, saber qué puedes o no hacer, y en base a ello poder escoger al abogado especialista más indicado conforme a tus necesidades. 
heartmagnifiercross

Pin It on Pinterest

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram