Allanamiento

Tiempo estimado de lectura: 6 minutos

El allanamiento suele confundirse con el allanamiento de morada, sin embargo, son dos términos completamente diferentes, al menos, en España.

Proviene de la palabra allanar tiene muchos significados, pero en términos legales se utiliza para describir a la situación en la que el acusado no pone trabas legales y acepta la petición del demandante.

Si quieres conocer más acerca del allanamiento a la demanda en Derecho Procesal, qué es, cómo funciona, características o requisitos que se deben cumplir, entonces continua leyendo.

¿Qué es el allanamiento en Derecho Procesal?

El allanamiento se trata de un acto procesal y una manifestación del poder que tiene cada una de las partes involucradas en el proceso legal, en este caso, el acusado toma la decisión por voluntad propia de aceptar las peticiones de la otra parte.

Es un acto poco común en los juzgados, ya que el acusado usualmente buscará a un abogado para que lo defienda ante cualquier acusación, sin embargo, en ocasiones prefiere allanarse, esto consiste en que el demandado unilateralmente reconoce y acepta las peticiones hechas por el demandante.

Para esto, el demandado debe tener plenas capacidades procesales. Según indica el artículo 21.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, si el allanamiento se produjese en fraude de ley o supone renunciar al interés general o un perjuicio de tercero, se procederá mediante auto a rechazarlo y se continuará con el proceso.

La LEC establece lo siguiente en su artículo 21.1:

‘‘Cuando el demandado se allane a todas las pretensiones del actor, el tribunal dictará sentencia condenatoria de acuerdo con lo solicitado por éste, pero si el allanamiento se hiciera en fraude de ley o supusiera renuncia contra el interés general o perjuicio de tercero, se dictará auto rechazándolo y seguirá el proceso adelante.’’

¿Dónde se regula el allanamiento a la demanda?

El allanamiento está establecido en la Ley de Enjuiciamiento Civil  en su Capítulo IV: Del poder de disposición de las partes sobre el proceso y sobre sus pretensiones, haciendo referencia a este en el artículo 19: Derecho de disposición de los litigantes. Transacción y suspensión, en el que indica lo siguiente:

1. Los litigantes están facultados para disponer del objeto del juicio y podrán renunciar, desistir del juicio, allanarse, someterse a mediación o a arbitraje y transigir sobre lo que sea objeto del mismo, excepto cuando la ley lo prohíba o establezca limitaciones por razones de interés general o en beneficio de tercero.

2. Si las partes pretendieran una transacción judicial y el acuerdo o convenio que alcanzaren fuere conforme a lo previsto en el apartado anterior, será homologado por el tribunal que esté conociendo del litigio al que se pretenda poner fin.

3. Los actos a que se refieren los apartados anteriores podrán realizarse, según su naturaleza, en cualquier momento de la primera instancia o de los recursos o de la ejecución de sentencia.

4. Asimismo, las partes podrán solicitar la suspensión del proceso, que será acordada por el Letrado de la Administración de Justicia mediante decreto siempre que no perjudique al interés general o a tercero y que el plazo de la suspensión no supere los sesenta días.

ART. 19 LEC

Características del allanamiento a una demanda

  • Es una manifestación de la disposición que tiene el demandado sobre el tema por el que se le demanda, para terminar así con la disputa.
  • Tiene completa legitimidad, ya que es respaldado y aceptado por la LEC.
  • En caso de que una persona decida allanarse, sólo este será el afectado y aceptará la condena o petición del demandante, en caso de que hayan más demandados no les afectará y podrán seguir en el litigio.
  • El juez dictará la sentencia según lo que haya pedido el demandante.
  • Se puede aceptar a todas o algunas de las demandas del demandante, por lo que se puede allanar de forma total o parcial.
  • En caso de aceptar todas las peticiones, terminarán el litigio de forma inmediata, en caso de que acepte de forma parcial, el litigio se extenderá.
  • Para considerar que el demandado está allanándose, debe expresar que se allana a los requerimientos de la demanda.
  • El allanamiento puede hacerse por medio de un documento o acudiendo a comparecer ante el juzgado.

Qué es el allanamiento parcial

El allanamiento del demandado ante las pretensiones del actor no tiene por qué realizarse en su totalidad, sino que se pueden aceptar parcialmente una parte de las pretensiones, y a la vez rechazar otras. Podrá dictarse en inmediato auto por el juez. El proceso continuará con las cuestiones restantes que no han sido allanadas.

¿Cuándo puede realizarse allanamiento parcial?

Esta posibilidad de allanarse parcialmente no es siempre viable, depende de que las pretensiones puedan ser resueltas a través de un pronunciamiento separado para no prejuzgar las otras cuestiones no allanadas.

2. Cuando se trate de un allanamiento parcial el tribunal, a instancia del demandante, podrá dictar de inmediato auto acogiendo las pretensiones que hayan sido objeto de dicho allanamiento. Para ello será necesario que, por la naturaleza de dichas pretensiones, sea posible un pronunciamiento separado que no prejuzgue las restantes cuestiones no allanadas, respecto de las cuales continuará el proceso. Este auto será ejecutable conforme a lo establecido en los artículos 517 y siguientes de esta Ley.

ARTÍCULO 21.2 LEC

Allanamiento parcial: costas

Las costas en caso de allanamiento parcial no se encuentran especificadas en la ley de manera expresa. Existen resoluciones como la SAP Huesca, de 30 de enero de 2002 (JUR\2002\75019), en la que se recalca que el Tribunal Supremo declara que «sólo el allanamiento total permite no hacer especial declaración sobre costas, siempre que además se efectúe con anterioridad al acto de contestación a la demanda, tal como prevé el art. 395.1 LEC» y conforme al ATS de fecha 16 diciembre 2003 -EDJ 2003/186401-.

1. Si el demandado se allanare a la demanda antes de contestarla, no procederá la imposición de costas salvo que el tribunal, razonándolo debidamente, aprecie mala fe en el demandado.

Se entenderá que, en todo caso, existe mala fe, si antes de presentada la demanda se hubiese formulado al demandado requerimiento fehaciente y justificado de pago, o si se hubiera iniciado procedimiento de mediación o dirigido contra él solicitud de conciliación.

2. Si el allanamiento se produjere tras la contestación a la demanda, se aplicará el apartado 1 del artículo anterior.

Artículo 395 LEC. Condena en costas en caso de allanamiento.
YouTube video
Últimos artículos
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Artículos relacionados:
Volver arriba
logouaomini
En Un Abogado Online tratamos de ofrecerte la mejor información para que conozcas tu situación dentro del ámbito legal, saber qué puedes o no hacer, y en base a ello poder escoger al abogado especialista más indicado conforme a tus necesidades. 
heartmagnifiercross

Pin It on Pinterest

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram